Suspendieron del Mercosur a Venezuela

Lo decidieron en forma conjunta los países fundadores del bloque, Argentina, Paraguay, Uruguay y Brasil. Es por no cumplir acuerdos comerciales, de inmigración y derechos humanos. La medida no implica sanciones económicas.

A pesar de las amenazas diplomáticas que lanzó en los últimos días el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y a pesar de las promesas de adecuación a las normas del bloque de la canciller de ese país, Delcy Rodríguez, Venezuela fue suspendida ayer del organismo comercial regional Mercosur por incumplir los requisitos para ser miembro, dijo ayer un funcionario del Gobierno brasileño.

La decisión de los cancilleres del Mercosur constituye el último revés para el país caribeño, que vive una profunda crisis política y económica.

El Mercosur entiende que Venezuela no cumplió requisitos que incluyen acuerdos económicos, de derechos humanos e inmigración en el bloque -integrado por Argentina, Paraguay, Uruguay y Brasil-.

El anuncio oficial de la suspensión se realizará hoy.

Tras esta medida, la Argentina asumirá el próximo 14 de diciembre la presidencia pro témpore del bloque, que está en manos de un sistema colegiado formado por los presidentes de Paraguay, Uruguay, la Argentina y Brasil, ya que en julio pasado Venezuela quiso hacerse en forma unilateral con la presidencia del bloque y fue duramente rechazada.

Ahora el presidente Mauricio Macri asumirá la presidencia pro témpore del bloque y tendrá a Venezuela como miembro suspendido.

Por su parte, el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, aseguró hace unos días que Venezuela quedará “sin voz” a partir de hoy por no ajustar su normativa al organismo regional.

De esta manera, Paraguay avaló lo que resolvieron el resto de los socios del bloque y que Macri ratificó en octubre pasado cuando lo visitó en Buenos Aires su par de Brasil Michel Temer.

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, había dicho en forma desafiante esta semana que su país, de gobierno socialista, no dejará el Mercosur y denunció lo que calificó como “una campaña de los gobiernos de derecha de Brasil, Argentina y Paraguay para expulsar a Caracas del grupo”.

Rodríguez denunció a comienzos de semana que su país “está sufriendo agresiones y hostigamiento contra su presidencia”, por lo que solicitó a los países miembros activar el mecanismo de Mercosur para la resolución de controversias.

“Esta controversia incluye el desconocimiento ex profeso por parte de sus respectivos gobiernos, de la presidencia pro tempore venezolana del Mercosur que le correspondía plenamente”, se lee en una carta enviada a los cancilleres y divulgada por la funcionaria en su cuenta en Twitter.

La suspensión no generará sanciones contra Venezuela, pero apartará a su Gobierno de las reuniones y negociaciones del bloque. El país se encontrará en la misma situación que Bolivia, que no tiene voz ni voto en el bloque.

Una suspensión permanente aislaría aún más a Venezuela, en medio de su lucha con escasez de alimentos y el malestar social a medida que se desmorona su economía dependiente del petróleo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.