Todas las mañana, Milagro Sala les pregunta a los gendarmes “¿Dónde está Santiago Maldonado?”

Milagro Sala está obligada a salir al balcón de su casa para que la vean los gendarmes apostados del otro lado del muro. Desde allí pregunta «¿Dónde está Santiago Maldonado, eh?”, les grita cada mañana, aún en pijama.

Desde el 31 de agosto la dirigente social está en lo que ella denomina “cárcel-casa”, la propiedad de El Carmen donde el juez Pablo Pullen Llermanos dispuso trasladarla, con una serie de restricciones que dieron lugar a una denuncia en la justicia federal presentada la semana pasada por los diputados provinciales de Frente Unidos y Organizados por la Soberanía Popular (Fuyo) Juan Manuel Esquivel y Ariel Ruarte.

Desde allí, Sala se sumó al reclamo por la aparición con vida de Santiago Maldonado y en los últimos días se solidarizó con los cientificos en lucha en el Ministerio de Ciencia y Tecnología, en Buenos Aires.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.