Triste noticia: Dolor por la perdida de doña «Ñata» de Palavecino

FILOMENA RUSCITTO, conocida por la gran mayoría como «Doña Ñata». Nació un 10 de Febrero de 1937. Hija de Tomasso Ruscitto (Italia) y Ramona Figueroa (Tucuman). Hoy con profundo dolor damos a conocer esta triste noticia al pueblo tomatero.

«Doña Ñata», era hermana de Domingo, Juan, Lucho, Pirilo, Antonio, Carmelo y Teresa (de Carrú). Esposa de Francisco José «Pepe» Palavecino, madre de 9 hijos (Norberto, Oscar, José, Graciela, Alicia, Rosa, María, Judith y Mirta)

Nació y creció en las primeras fincas fraileñas. Padre italiano y madre tucumana (Simoca). Desmonte y obrajes, quintero después al sur de Ruta Provincial 20. De joven se une en matrimonio con Francisco José Palavecino (Lules -Tucumán).

Luego se radican un tiempo en Tucumán. Cuando regresan viven en El Palmar dedicándose a la horticultura, allí nacen los últimos de sus nueve hijos. A fines de los 70 regresan a Fraile en la casa de doña Ramona (su madre) al lado del Club Defensores, hoy vive Mario Sanabria.

DATO que pudo recabar la redacción de Fm Radio Speed: tenia 16/17 años cuando se caso, trabajadora y sufrida. Nunca estuvieron bien económicamente. El primer hijo con poliomielitis, invalido, más de 30 años atendiéndolo, ni vacaciones ni descansos ni bailes, siempre en su casa.

Quizás poco para decir, solo mencionar que no debe haber hecho daño a nadie para sufrir como llegaron algunos mensajes de sus últimos días. Quizás no era cariñosa ni muy simpática. Quizás heredo el carácter de Doña Ramona (gaucha si las hubo), pero generosa a mas ni poder.

A pesar de sus necesidades. Fue una de las familias bien fraileñas, que hicieron pueblo, actualmente de 8 hermanos Ruscitto solo quedan Teresa (de Carrú) y Carmelo. Desde esta humilde redacción nos sentimos sorprendidos y tristes, es difícil encontrar explicaciones e inevitable que algunos dejen caer algunas lágrimas.

Saber que no volveremos a ver con vida a «Doña Ñata» que nos regaló tan buenos momentos nos llena de tristeza pero debemos de entender que nuestra vida tiene un principio y un fin. Acompañamos a nuestro amigo Amado y Amín Ale como a Cristian David «Pelau» y Hugo Palavecino como al resto de su familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.