Tuberculosis: 417 casos registrados en la provincia

En lo que va del año, en Jujuy, hubo 73 casos. En tanto que a nivel nacional en 2018, se registraron 9.635 casos.

Con el motivo de concientizar a la sociedad sobre la prevención y el tratamiento de la enfermedad en el país y la provincia, el fin de semana se conmemoró el Día Mundial de la Tuberculosis. Con esta jornada se busca lograr un compromiso global que le ponga fin definitivamente a la patología.

La tuberculosis es una enfermedad infectocontagiosa crónica producida por el bacilo de Koch que se localiza generalmente en el pulmón, aunque puede afectar a otros órganos. Se transmite de persona a persona a través del aire. Según datos de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud, el año pasado se registraron 9.635 casos en Argentina, un 0.32% menos que en 2017. La mayoría de los casos se dieron en personas de entre 20 y 44 años de edad, de las cuales fallecieron 297, un 7.61% más que en 2017.

Mientras que en la provincia se notificaron 417 casos, 13 más que en 2017. En lo que va del año se registraron 73 casos de tuberculosis y se prevé que a final de año las cifras igualen o disminuyan a las de años anteriores. La mayoría de los afectados son residentes del Carmen, Ledesma y San Pedro, así lo indicó, Silvia Estrada, titular del programa provincial de la enfermedad.

Además, agregó que «la tuberculosis se disemina a través del aire, cuando el paciente estornuda, habla o tose. No todas las personas que hayan estado en contacto con un paciente con la enfermedad se contagian. Al fin y al cabo eso dependerá del sistema inmunitario de cada uno».

Existen dos tipos de tuberculosis: la pulmonar, que es la más frecuente y contagiosa, la cual representa alrededor del 80% del total de los casos; la extrapulmonar, que afecta a otros órganos fuera del pulmón, como la pleura, ganglios, aparato genitourinario, columna, etc.

En primer lugar, la enfermedad se presenta con signos respiratorios como tos seca o productiva, expectoración con o sin hemoptisis, dolor torácico y muscular, síntomas generales como pérdida de peso, anorexia, astenia, adinamia y sudoración nocturna a veces acompañada por fiebre prolongada.

Las personas que presenten tos y catarro por más de 15 días deberán realizarse los estudios necesarios que descarten la presencia de la patología en cada uno de ellos. Solamente de esta manera podrán asegurarse de que el bacilo de la enfermedad no se haya insertado en sus organismos. La tuberculosis se diagnostica mediante una bacteriología (baciloscopia), radiología, reacción de PPD (muestra solamente la infección) y otras técnicas de laboratorio.

«Es muy importante realizar un estudio del grupo familiar y de su entorno. Controlando si presentan o no sintomatología, si están vacunados o no. Los menores de 15 años reciben controles preventivos y los adultos son analizados cada tres meses», sostuvo Estrada.
Según la especialista “la patología puede prevenirse y curarse en un lapso de seis meses. La principal forma de prevención se produce dando a conocer y promocionando la enfermedad a toda la provincia y el país. De esta manera las personas conocerán el tema y se sentirán muy preparadas y capacitadas ante la situación”.
En igual sentido, añadió que “nosotros como equipo de salud buscamos que las personas enfermas estén en tratamiento lo más rápido posible. Con estas acciones el paciente a los 15 días dejará de contagiar a los demás. De esta forma la cadena de transmisión finalizará. Por esta razón, decimos que la principal forma de prevención es curar a quienes padecen esta patología”.
“También se debe llevar un estilo de vida saludable que involucré una alimentación balanceada, se deben ventilar los ambientes del hogar para que el bacilo que es muy sensible a la luz ultravioleta del sol no quede suspendido en el lugar. Principalmente debemos vacunar a los niños recién nacido con la BCG”, finalizó la doctora. 
La vacuna BCG es efectiva y segura para prevenir las manifestaciones severas de la tuberculosis. Debe administrarse al nacimiento, antes del alta sanatorial, siempre que el peso del recién nacido supere los 2 kilogramos. 
En este sentido, vale remarcar que para los adultos no existe una vacuna preventiva.
En Jujuy las personas que presenten síntomas y signos de la enfermedad podrán acercarse a los centros de salud y hospitales más cercanos para tratarse.
En capital los ciudadanos podrán concurrir al servicio de tisiología del hospital “San Roque”. Desde el sector atienden de 7 a 12 y no se requiere solicitar turno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.