Una nena de cinco años fue abusada por su vecino

Entre llantos, la menor le contó lo sucedido a su madre. El violador fue demorado por la policía, pero quedó en liberad.

Los cinco hermanitos estaban solos de madrugada cuando su vecino, un amigo de la familia de 39 años, irrumpió en su casa en el partido bonaerense de Moreno. Esa noche el sujeto abusó sexualmente de una de las menores, de cinco años, y la amenazó después para que no contara nada.

La madre de los chicos se había ido a buscar a su pareja a una cancha de fútbol ubicada a cuatro cuadras de su vivienda. Ese fue el momento en el que el agresor, al advertir que los adultos no estaban, aprovechó para entrar en el domicilio de la calle Shakespeare al 2200.

En el interior de la casa, los hermanos, de ocho, cinco, tres y dos bebés de un año, dormían. La nena de cinco fue la víctima del agresor y a ella encontró su mamá llorando desconsolada cuando volvió poco después. «Vino Wilson», fueron las palabras de su hija en ese momento.

Esa noche la nena le mintió por miedo a su mamá. Dijo que el vecino había ido a buscar a su papá y que como no estaba se fue. La madre no dudó de lo que le contaba y la llevó confiada de nuevo a su cama. Pero un día después, volvió a encontrar a su hija quebrada por el llanto y esta vez llegó la confesión.

«Ayer Wilson entró a mi pieza y empezó a tocar mis partes. Yo me di cuenta y abrí los ojos. Cuando lo vi, él me tapó la boca, me sacó el pantalón, me sacó de la cama y me llevó a la tuya. Ahí, siguió tocandome. En un momento, sintió un ruido extraño, se asustó y escapó», le contó la nena.

La madre hizo la denuncia ese mismo día, pero el hombre solo pasó unas horas demorado y recuperó la libertad. «Escrachamos su vivienda y le escribimos la palabra ‘violador’ con aerosol. Si los policías no se encargan de hacer justicia, nosotros tenemos que advertirle a la gente la clase de persona que es», explicó la madre.

De acuerdo al testimonio de la mujer, la familia del acusado lo ayudó a escaparse y ya no se encontraría en el barrio. «Este tipo no tiene que lastimar a nadie más, tenemos que proteger a nuestros chicos», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.