Una pareja asesinó a sangre fría a su hijo en un arroyo y lo enterró: “Lo apretaba contra sus pechos”

La pareja asesinó a su bebé de 4 meses en enero de 2021. La justicia los condenó a prisión perpetua.

La Justicia de Misiones condenó a prisión perpetua a Karina Beatriz Dos Santos Héctor Oscar Dos Santos. El juez los consideró que la pareja era la autora responsable del delito de homicidio calificado por haber sido cometido contra su descendiente, un bebé de tan solo 4 meses, a quien asesinaron a golpes en la cabeza.

Oscarcito tenía 4 meses. Sus padres lo asesinaron y enterraron su cuerpo a la orilla del arroyo Barrero en la provincia de Misiones. Los restos del bebé fueron hallados cinco días después de su fallecimiento a raíz de una denuncia que realizó un familiar, quien indicó que el bebé había desaparecido, que su madre estaba detenida y que su pareja había desaparecido.

Al ser consultada, la madre contó que el bebé estaba muerto y acusó a su pareja. El aberrante hecho sucedió en enero de 2021 y a partir de ese momento se conoció el contexto de maltrato, abuso y amenazas que sufría la criatura.

La causa por el asesinato de Oscarcito fue llevada adelante por el Tribunal Penal N 1 de Oberá. Los jueces, Francisco Aguirre, Jorge Villalba y José Pablo Rivero escucharon durante varias jornadas las acusaciones cruzadas por parte de ambos padres, que en ningún momento se mostraron dolidos por la situación.

Karina Beatriz Dos Santos, progenitora de la víctima, aseguró: “Estábamos deambulando en el monte hacía varios días, habíamos caminado sin rumbo por la zona de Alvear y vimos que andaba la policía”. Teniendo en cuenta que ambos padres tenían antecedentes judiciales, la mujer afirmó: “Los dos nos pusimos a correr y yo corrí con el bebé en brazos, pero me enredé con una raíz los pies y caí arriba del bebe entre las piedras del arroyo. Se golpeó la cabeza muy fuerte. Fue un accidente, hizo un llanto feo y se calló, yo le mojé la carita, pero nunca más reaccionó”.

Héctor Oscar Dos Santos, por su parte, afirmó que la mujer lo drogó y que él no tuvo ninguna participación en el crimen. “Yo me perdí de la mente, me quedé mareado hasta que vi que ella le apretaba contra sus pechos y le decía -callate gurí de mierda-”, declaró el hombre, que en el juicio indicó: “nunca supe como murió mi hijo, recién me estoy enterando que ella supuestamente se cayó arriba y que fue un accidente. Le dije para llevarlo al Hospital, pero ella dijo que no y lo enterró sola”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.