Una semifinal inolvidable para el equipo de Lanús al dar vuelta un resultado y dejar afuera a River

River ganaba, pero con un doblete de Sand, un gol de Acosta y otro de Silva -penal cobrado por el VAR- el Granate es finalista tras el 4-2.

Lanús se clasificó esta noche finalista de la Copa Conmebol Libertadores porque logró una hazaña deportiva, dado que perdía el partido desquite 2-0 y le ganó a River Plate 4-2 en el Estadio Néstor Díaz Pérez.

Ignacio Scocco, de penal, y Gonzalo Montiel pusieron en ventaja a River cuando parecía que todo se hallaba encaminado en favor de los Millonarios, pero la situación empezó a cambiar sobre el epílogo de ese capítulo inicial cuando descontó José Sand y renovó la esperanza de los Granates.

El mismo Pepe Sand igualó antes de que se cumpliera el primer minuto de la segunda parte y desde entonces los locales se entusiasmaron y dieron vuelta el resultado Lautaro Acosta y el uruguayo Alejandro Silva, de penal.

Los dirigidos por Jorge Almirón se clasificaron por diferencia de gol porque en el juego de ida River sólo venció 1-0 en el Monumental.

El otro finalista se conocerá mañana, cuando Gremio reciba al Barcelona de Guayaquil, pero los brasileños llegan mejor perfilados porque en el juego de ida golearon 3-0 a los ecuatorianos.

EL DESARROLLO DEL JUEGO

El partido arrancó parejo, con un Granate parado en campo Millonario y tratando de dejar una imagen diferente del partido de ida. Pero en uno de los primeros avances del equipo de Marcelo Gallardo, Diego Breghieri le cometió penal a Ignacio Fernández y «Nacho» Scocco puso en ventaja al Millo.

Lejos de resguardarse en su campo, River volvió a pegar a los cinco minutos con el gol del pibe Gonzalo Montiel, luego que el mendocino Esteban Andrada dejara un rebote largo.

Cuando Lanús estaba desorganizado, buscando el empate, llegó una jugada dudosa donde la pelota dio en la mano de Iván Marcone, pero el árbitro Wilmar Roldán decidió no cobrar otro penal para River, aún con la ayuda del VAR.

Tras esa jugada llegó una buena combinación que terminó con el gol de José Sand, que le permitió a Lanús irse a vestuario 1-2 y con la esperanza de conseguir el milagro, ya que debe convertir tres goles más para pasar a la final.

En el arranque del segundo tiempo el local salió con todo y antes de los cinco minutos llegó al empate en los pies, otra vez, de José Sand y el milagro seguía con vida que llegó después de que el árbitro cobrara un penal a instancias del VAR, esta vez bien utilizado, para que Silva consume la remontada y ponga a Lanús en la final.

Ya en el final del partido, River intentó buscar el empate de cualquier manera, pero Lanús se resguardó bien en el fondo y logró aferrarse al milagro y a la histórica clasificación a la final de la Copa Libertadores de América.

https://youtu.be/jiGuk_-7_Dk

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.