Unas cataratas de críticas de Aníbal Fernández a Cristina

Le reprochó haberse alejado del PJ y calificó a Unidad Ciudadana como una «construcción berreta».

El ex jefe de Gabinete del kirchnerismo Aníbal Fernández difundió ayer una durísima carta dirigida a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en la que cuestionó la estrategia «light» y alejada del peronismo a la que apostó en las últimas elecciones y le reprochó que busque «limpiar el horizonte» de dirigentes que «se han roto el alma en nombre del proyecto».

En la misiva, Fernández cuestionó a la ex mandataria por haber desconocido al Partido Justicialista en las últimas elecciones legislativas y apostar a Unidad Ciudadana, «una construcción berreta que lejos de parecerse a un frente compuesto por fuerzas de distintos palos se asemeja más a quienes desde la impotencia» intentan hacer «desaparecer» al peronismo.

Pretensiones

«No soy ni agorero ni un traidor… Sólo desprecio esta pretendida construcción (berreta) que lejos de parecerse a un frente compuesto por fuerzas de distintos palos, se asemeja más a quienes desde la impotencia, como les pasa a los nenitos, han intentado hacernos desaparecer y sin embargo, día a día nos multiplicamos», advirtió el ex funcionario.

Tras citar una frase del ex presidente Néstor Kirchner que señala que «con el peronismo no alcanza, pero sin el peronismo no se puede», remarcó además que estos «partiduchos» no tienen «la densidad ni la carnadura y textura del Movimiento Nacional» y sostuvo que aunque el «nuevo espacio contenga algunos nombres respetables y muchos militantes que vibran con las mismas consignas que voceaba el pueblo peronista en el 45 o la gloriosa JP en los cercano/lejanos 70s… no es el peronismo».

«No respeta ni sostiene el valor constitutivo de la lealtad. No contiene el rigor del Luche y Vuelve. Nadie, ahí dentro, daría «la vida por Perón», ni por los peronistas», insistió en la carta, difundida por el portal Infobae y tuiteada por el ex funcionario.

Fernández, quien acompañó desde distintos roles institucionales durante los 8 años en que la ex jefa del Estado estuvo al frente de la Casa Rosa, advirtió además que «hoy hay leales que están presos por leales y traidores que no sólo gozan de las mieles de su entrega, sino que cada tanto son convocados por el nuevo espacio».

Si bien no los nombró, la frase pareciera estar dedicada a los ex funcionarios que recientemente fueron detenidos por casos de corrupción: de hecho, Fernández concurrió el lunes al penal de Marcos Paz para visitar al ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido.

Fernández se refirió además a la estrategia de campaña asumida por la senadora electa en los últimos meses: le cuestionó que haya querido «parecerse al enemigo» y dijo que «no se puede» borrar del horizonte a «dirigentes estigmatizados que se han roto el alma en nombre del proyecto».

«No se puede hacer campaña con el culo en la mano. No se puede ser socio de un club que no te quiere como un socio más, aunque pagues rigurosamente la cuota que, además no es barata. No se puede parecerse al enemigo utilizando hasta su terminología, sin pagar consecuencias. No se puede ignorar el fuego amigo y disfrazarlo de vehemencia. No se puede aceptar o perdonar las peores agachadas de mierda en nombre de la Unidad y la Concordia», indicó.

Y agregó: «Aunque decidan una campaña light y amateur para evitar que se recuerde a la «Vieja Cristina», hacedora de tanto, mientras la «Nueva Cristina» habla de los logros de sus dos gobiernos; y aunque se limpie el horizonte de «dirigentes estigmatizados», dirigentes que se han roto el alma en nombre del Proyecto (por favor no me incluyan en esta calificación), aunque te pidan que no vayan a los actos, no integres las listas, no juegues… No se puede».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.