Víctima de Bullying: Un niño de la Escuela Belgrano sufría maltrato verbal al grado de hacerlo llorar y burlarse

Los casos de bullying no cesan en el país y en las Escuela N° 123 «Gral. Belgrano» se han generando situaciones violentas que afectan terriblemente a los niños. Ocurrió un caso en particular en Fraile Pintado, donde la madre del menor, de 11 años de edad, tuvo que intervenir ante las burlas y el acoso verbal de 2 de sus compañeros.

Es un fenómeno referente a la violencia escolar, específicamente el maltrato e intimidación cotidiano, entre niños, niñas y adolescentes. El comportamiento presentado durante este fenómeno es agresivo y con la intención de agredir a otro para causarle daño; es persistente y repetitivo; puede durar semanas, meses o incluso años.

En el bullying destaca un abuso de poder y un deseo de intimidar y/o dominar al otro. Se da entre iguales, con un rango de diferencia de edades no mayor a los 3 años, y sucede generalmente entre varias personas, dejando sin defensa a la víctima. El agresor, lo agrede causándole un daño físico y/o emocional, que se manifiesta en baja autoestima, ansiedad e incluso depresión, dificulta su integración con el medio escolar y el desarrollo normal del aprendizaje.

En esta oportunidad, el caso de acoso escolar se dio en una institución educativa de la ciudad de Fraile Pintado. Un familiar decidió radicar una exposición para comentar como a su niño (su hijo) que cursa 6to grado y mientras estaba en clases, uno de sus compañeros empezaba a molestar con insultos intimidantes, hasta que por los nervios e impotencia de la víctima, logran hacerlo llorar, no conforme con eso continuaba otro compañero diciéndole “ve el maricón está llorando”. Este hecho «se viene realizando desde hace meses con su hijo», declaro la madre.

Los niños a esta edad saben que está mal o que esta bien, un niño no quisiera que alguien se lo hiciera a él. Seguramente o quizás se debería buscar responsabilizar a los padres porque claramente o «le enseñan a ser así o los tratan así«, también podrían ser los docentes que no están atento o dejan pasar desapercibido lo que sucede en su aula y sobre todo con el comportamiento de sus alumnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.